PRENSA & INTERNET

  • La murciana acaba de conquistar su primer título internacional, una victoria que llega después de unos meses muy complicados en los que perdió su beca para entrenar en el Centro de Alto Rendimiento y después de sopesar el poner fin a su trayectoria deportiva con tan solo 22 años​

    España siempre ha sido un país de raqueta. Algo tenemos que nos ha convertido en referencia mundial y no ha hecho falta que llegase Rafa Nadal para certificar esa obviedad. Sin embargo, no solamente es cuestión de hablar de tenis porque nuestro país es una potencia en frontenis, en pádel y recientemente en bádminton gracias a esa leyenda que se llama Carolina y se apellida Marín.

    Pero la cosa no se queda ahí porque el squash ya tiene unos brotes verdes bien crecidos. Es el caso de la murciana Cristina Gómez (6 de julio de 1998, San Pedro del Pinatar), cuyo crecimiento en el deporte no ha dejado de crecer desde que es una adolescente.

    Hace apenas unos días logró su primer título internacional, un éxito que ha llegado cuándo y cómo debía, después de gobernar el panorama español con aplomo desde hace ya bastante tiempo. «Para mí, esto supone un extra de confianza en mí misma, como jugadora y como persona. A lo largo de mi carrera deportiva se han presentado diferentes obstáculos que me han hecho luchar con más fuerza para conseguir mis objetivos«, empieza explicando a Yo Soy Noticia.

    «Después de mucho esfuerzo físico y personal, ha llegado el resultado. Esta última semana me he sentido como en una nube. He estado de resaca emocional porque no me creía lo que había conseguido»

    El triunfo de la constancia

    Ha celebrado a lo grande su trofeo en el PSA de Val de Marne, un torneo grande en el que se ha medido con algunas de las mejores del mundo, sin embargo, no quiere quedarse ahí y desafía a lo que tenga que venir por delante. «Ahora toca ya volver a la realidad. Ya me he demostrado a mí misma que puedo llevar mi cuerpo aún más al límite y conseguir más sueños».

    Pero no hay que dejar de enfatizar este triunfo, el más importante de su carrera. «Ha sido muy especial porque era un objetivo que me quedaba por conseguir. Desde los 12 años que disputé mi primer Campeonato de España Absoluto, mi entrenador de aquella época, Ángel Pedro Pérez, me llevaba a un circuito de 13 kilómetros los domingos por la mañana y me decía lo siguiente», empieza contando.

    «¿Sabes por qué estamos hoy aquí corriendo?, me preguntaba cuando me veía al límite y sin fuerzas. Estamos aquí entrenando porque tus rivales, hoy domingo, están durmiendo y esa ventaja que te llevan por ser mayores, tú la estas recortando cada domingo»

    Esas palabras siempre fueron gasolina para su motor. «Estuve así durante dos años, hasta que llegó mi primera lesión», recuerda ahora cuando ya sabe lo que es ser tetracampeona de España. «Esas victorias han significado ilusión, sacrificio y lágrimas. Son el resultado de la ambición y la competitividad que desarrolló una pequeña de 8 años cuando cogió por primera vez una raqueta de squash».

    Enlace: yosoynoticia.es
Patrocinadores ASHAWAY

cristinagomez.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×